Blog


Historias de transformación: Beverley

Nov 03, 2022

¡Beverley ha perdido la increíble cantidad de 135 libras desde que se sometió a una cirugía de manga gástrica con el Dr. Roshek! Desde entonces, su vida ha cambiado para mejor de muchas maneras. Esta es su historia.

La vida antes de la cirugía

“Mi vida antes de la cirugía fue una batalla de problemas de peso a partir de los nueve años después de que mis padres se divorciaron. Cuando mi papá se mudó de casa, mi mamá me decía cosas malas porque de los tres niños yo era más como mi padre. Tan temprano en la vida, recurrí a la comida para hacerme feliz. Luego vino el peso y rara vez fui feliz. Siempre he sido un complaciente de la gente, así que enterré mis sentimientos y fingí ser feliz. Experimenté comentarios muy hirientes de otros, incluida mi madre, cuando estaba enojada con papá. Esto hizo que mi autoestima cayera en picado, por lo que nunca tuve ninguna confianza en mí misma ni en nada de lo que hice.

 

Adelantando hasta 2014 cuando me convertí en cuidadora de mi padre, que pesaba 450 libras. No podía moverse debido a problemas de salud y ni siquiera podía bañarse. Vi todas las limitaciones que conllevaba el sobrepeso y decidí que para cuando yo cumpliera 50 años esta no iba a ser mi historia. Quería disfrutar de mis años dorados.


En 2016, comencé mi viaje. Pesaba 350 libras y decidí empezar a comer sano. Me uní al gimnasio y conseguí que un entrenador trabajara conmigo durante los primeros tres meses y luego continué por mi cuenta. Perdí 70 libras. Luego me estanque y deje de perder, pero tampoco subí. Fue entonces cuando decidí hacerme una cirugía de pérdida de peso. En julio de 2017 me hicieron la manga gástrica".

after gastric sleeve weight loss surgery

Mi experiencia en Nicholson Clinic

"Originalmente comencé el proceso en una clínica diferente, pero decidí cambiar de clínica. El Dr. Roshek y la Clínica Nicholson fueron altamente recomendados por la enfermera de salud en el hogar de mi padre. El preoperatorio fue muy educativo y necesario para mi éxito. Aprendí que la cirugía no va a tener éxito si volvía a mi antigua relación con la comida. Cambiar sus hábitos alimenticios es necesario, así que por favor escuche y sepa que si sigue las instrucciones tendrá éxito. Me sorprendió gratamente que el recorte de alimentos y beber batidos de proteínas no me hiciera sentir como si me estuviera muriendo de hambre. Las instrucciones sobre cómo comer para prepararse para la cirugía fueron muy útiles y hasta el día de hoy, continúo comiendo lentamente y masticando mi comida por completo.

 

Todo el personal de Nicholson Clinic es de primera categoría, muy amable y sin prejuicios. Nunca sentí que me estuvieran juzgando o pensando lo fea y perezosa que era. El Dr. Roshek es el primer médico que he tenido que realmente se preocupara por mí como persona, en lugar de menospreciarme porque era obesa. Él respetó mi deseo de pasar la noche en el hospital después de la cirugía porque no me sentía con ganas de volver a casa."

 

La vida después de la cirugía

 

"Mi vida después de la cirugía sigue siendo vida, pero la diferencia es que ahora puedo participar en el mundo con otros. Antes de la cirugía, pesaba 270 libras con un peso objetivo de 140 libras. Solo quería poder respirar y hacer cosas que otros hacían. ¡Ahora he superado mi meta y me estoy manteniendo en 135 libras! Hay muchas diferencias físicas que he experimentado también. Ahora puedo agacharme y atarme los zapatos sin tener que detener mi respiración. Todavía soy diabética, sin embargo, ahora estoy libre de insulina. Ahora puedo disfrutar del senderismo, acampar y hacer ejercicio, cuando antes sentía que iba a morir haciendo estas cosas. Mi diabetes está tan bien controlada que me inscribí en un estudio de investigación sobre vacunas Covid-19 para personas médicas de alto riesgo. Mi A1C pasó de 13.8 a ahora manteniéndose estable en 5.3 sin insulina.

 

"Las palabras no pueden describir cómo he cambiado emocionalmente. Ahora puedo mantener mi cabeza en alto y con confianza debido en parte a cómo me veo a mí misma, pero también al cambio en la forma en que la gente me trata. Estaba avergonzada y deprimida por la forma en que la gente me trataba y me miraba. Comencé con una talla de pantalón de 28 y poco a poco he bajado a la talla 14. Sabía que incluso la talla 14 era demasiado grande, así que recientemente fui a comprar unos pantalones de mezclilla pensando que solo iría a la talla 12. La mejor sorpresa llegó mientras me media los pantalones, ¡ahora llevo la talla 6 u 8 dependiendo de la marca! ¡Un solo dígito! La libertad que proviene de eso por primera vez en mi vida adulta ahora puedo comprar en cualquier tienda de ropa".

Image for Summary

  • after gastric sleeve surgery

Please choose from the following blog categories below to read more.

Watch A Free Seminar
Watch Free Online Seminar
Are you a candidate?
Candidate Quiz
Have Insurance?
Check My Insurance
Schedule Appointment
New Patient Appointment Existing Patient Appointment